jueves, 10 de octubre de 2013

Ecopetrol paga los platos rotos de la violencia

Ecopetrol paga los platos rotos de la violencia



Fuente: EL COLOMBIANO 10 de octubre de 2013

En lo que va de 2013 la cifra de atentados contra la infraestructura de Ecopetrol asciende a 147 y ha dejado de obtener unos 150 millones de dólares.
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 10 de octubre de 2013 
Fuentes de la petrolera dijeron a este diario, que la cifra de barriles afectada ha golpeado las finanzas de Ecopetrol y, por ende, del país, en unos 150 millones de dólares.

Cabe aclarar que se habla de producción diferida no porque se haya perdido sino que se ha tenido que aplazar y diferir en el tiempo su explotación.

Los dos departamentos que más se han afectado por los ataques son Norte de Santander, específicamente en la zona del Catatumbo, y el otro lugar crítico es Putumayo, por donde pasa el oleoducto Trasandino, que permite evacuar el crudo de los campos del sur del país.

El mismo presidente de la República, Juan Manuel Santos, reiteró ayer, desde Caquetá, que reforzará la estrategia de lucha contra las Farc y sus ataques a la infraestructura petrolera.

Tras una ola de atentados a mediados de 2012, el Gobierno anunció la creación de seis batallones para proteger la infraestructura petrolera y energética en los departamentos de Arauca, Catatumbo, Meta y Putumayo. En ese año se registraron 151 ataques a los oleoductos, un incremento de un 79,7 por ciento con respecto al 2011 cuando se reportaron 84, de acuerdo con estadísticas del Ministerio de Defensa.

Incluso, el jefe de esta cartera ministerial, Juan Carlos Pinzón, indicó a principios de este año que la estrategia de seguridad se complementa con "la vigilancia de aviones no tripulados (drones) para cubrir más terreno y ante la imposibilidad de poner un soldado en cada tramo de los oleoductos".

Según cifras de consultores privados, los atentados contra la infraestructura petrolera han aumentado un 17,6 por ciento este año al pasar de 125 ataques durante los primeros 9 meses de 2012 a 147 en el mismo periodo de 2013.

Pesimismo gremial
Hernando Barrero Chávez, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) expresó a este diario su preocupación con la ola de atentados porque si se hace la comparación imparcial durante los últimos 3 años, la seguridad en las zonas de explotación petrolera ha empeorado: atentados, bloqueos, protestas en áreas aledañas, son el común denominador ahora.

"Basta con analizar lo que pasa con el oleoducto Caño Limón-Coveñas, que en 2010 pasó el año sin ningún atentado y este año lleva 47. Solo la semana pasada hubo 4, lo que obligó a cerrar los pozos mientras se reparan los daños", aclaró Barrero Chávez.

En cuanto a los costos de reparación del orden de los 46.000 millones en el primer semestre de este año, están incluidos los trabajos y desplazamiento de personal hasta los lugares afectados.

Sin embargo, a pesar de que el número de atentados es mayor, la producción afectada fue menor porque se mejoró la rapidez de respuesta en la reparación. "Hace algunos años se reparaba en 5 días el oleoducto Caño Limón Coveñas y hoy en día se está haciendo entre uno y dos días. Ecopetrol produce 700.000 barriles diarios de petróleo frente a los 6.000 que es lo que se deja de producir, cifra que no termina siendo alrededor del uno por ciento de lo producido", explicó la fuente de Ecopetrol.

Impacto de los atentados
Dado el aumento de atentados, se ha venido trabajando de la mano de la fuerza pública para revisar su estrategia de seguridad, específicamente en los 700 kilómetros de extensión que tiene el oleoducto Caño Limón-Coveñas.

Según Barrero Chávez, el costo del impacto por estos atentados aumenta porque el crudo que no se produce deja de exportarse, de pagar impuestos y de generarle divisas al país, además el que se derrama genera un impacto ambiental de grandes proporciones que termina siendo incalculable desde el punto de vista monetario.

Para el analista de seguridad Jairo Delgado, general retirado de la Policía y director de análisis del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría, "es una tendencia histórica en los procesos de paz, las guerrillas intentan llegar fortalecidas a la negociación con ataques y violencia para que la sociedad reclame diálogos".

Según los analistas, hace tres años se hablaba de 80 bloqueos en Colombia y este año se puede estar hablando del orden de los 350 al cierre del año.

En cuanto a las perspectivas de mejoramiento de la situación, "se va a complicar porque lo que se presiente es que los diálogos en La Habana no van para ningún lado. El Gobierno no la tiene fácil para llegar a un acuerdo, se siente un ambiente de escepticismo", manifestó el director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet).

DESDE ADENTRO

EXPLOSIONES QUE AÚN SE INVESTIGAN

Las dos recientes explosiones que afectaron la infraestructura de Ecopetrol se registraron hace dos días, una en el Magdalena Medio, en el corregimiento Ciénaga del Opón, de Barrancabermeja, y la otra explosión ocurrió en el corregimiento Las Brisas, de Cantagallo, sur de Bolívar. Allí, según se conoce preliminarmente, un tramo de gasoducto hizo explosión.

Fuentes de Ecopetrol señalaron ayer que estaban recopilando más detalles del daño a reparar. Asimismo, las autoridades policiales y militares aún no entregaban un reporte oficial, debido a que todavía no han podido establecer si se trata de un hecho criminal o fue algo accidental.

CONSECUENCIAS

EFECTO DE LOS ATAQUES

1. Daño ambiental incalculable en las zonas aledañas a los atentados. Flora y fauna se destruye.
2. Además, las fuentes de agua, acueductos y asentamientos humanos se afectan.
3. Putumayo con 87 atentados, es el departamento más afectado con los ataques en 2013.
4. Durante los últimos 3 años el incremento de los ataques a la infraestructura es de 374 por ciento.

ANÁLISIS

Octubre es un mes tradicional en ataques

ORLANDO HERNÁNDEZ
Analista de Seguridad de Ágora Consultoría
En lo que va de este mes se ha visto un incremento en los ataques a la infraestructura petrolera del país, incluso el de las torres de energía también se ha visto afectada. Pero detrás de estos hechos hay un protagonista concreto, se trata de las Farc, grupo que busca mostrarse como un rival que no ha sido vencido, que todavía tiene capacidad de hacer daño y que no está en condiciones de inferioridad frente al Gobierno. Esto es lo que quiere evidenciar con estos ataques y mostrarlo con más orgullo en las negociaciones de paz en La Habana. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que octubre es el mes de más alto contenido simbólico para las guerrillas por la conmemoración de la muerte del Che Guevara. Ayer, 9 de octubre, fue la fecha especial para ellos pero los ataques normalmente los realizan con mayor ahínco a lo largo del mes. Por eso, desde nuestra perspectiva, no es sorpresivo el aumento de los ataques terroristas a los oleoductos petroleros del país, especialmente a los de Ecopetrol. No obstante, hay que aclarar que al 30 de septiembre pasado iban 147 ataques a la infraestructura petrolera en 2013, frene a los 125 que se registraron en los nuevo primeros meses de 2012. De 147 atentados 140 han sido originados por las Farc y 7 por el ELN.

EN DEFINITIVA

La guerrilla de las Farc ha querido mostrarse fuerte con los atentados pero no ha logrado su cometido. El daño a la infraestructura de la petrolera no se ha reflejado en el precio de la acción.

No hay comentarios: