domingo, 12 de febrero de 2012

POR QUÉ NO AL CANJE DE SECUESTRADOS

"Ejercito israeli preocupado por aumento de intento de secuestro de soldados.

Tel Aviv, feb. 09. Autoridades de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) confirmaron hoy que hubo al menos cinco intentos para secuestrar a soldados israelíes en la región norte de Israel.

Ello ocurre luego que Gilad Shalit fuera liberado el 18 de octubre de 2011, como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros con la organización terrorista Hamas.

Como se recuerda, el gobierno de Israel otorgó la libertad a 1 mil 27 terroristas a cambio de Shalit, quien estuvo más de cinco años secuestrado en Gaza a manos de Hamas.

Lo cierto es que el resultado del intercambio de prisioneros fue declarado como una "victoria" para los palestinos que lanzaron una campaña destinada a secuestrar soldados israelíes, según recoge el portal Iton Gadol.

"Se puede ver una correlación directa entre la cantidad de intentos de secuestros y el secuestro de Shalit", dijo el teniente coronel Nir Golán del Comando Norte del Ejército israelí.

"Las organizaciones terroristas saben que Israel está dispuesto a pagar altos precios por el regreso de un soldado y su motivación para secuestrar a un soldado es muy elevada", agregó.

El Ejército israelí está muy preocupado por los grupos terroristas que buscan secuestrar a soldados israelíes. La IDF reforzó la vigilancia ante esta creciente amenaza.

Sin embargo, Golan indicó que aún hay muchos soldados que siguen haciendo dedo en las rutas, "es especialmente notable en los lugares donde el transporte público es poco frecuente o inexistente"

El director de Operaciones del Ministerio de Defensa, el general de división Shmulik Calmi, confirmó que "hay muchas tendencias perturbadoras e incidentes que indican la intención de secuestrar a nuestros soldados, por eso seguimos perfeccionando nuestros procedimientos".

COMENTARIOS:
La práctica del secuestro es tan antigua como la humanidad y los motivos en la mayoría de los casos son económicos u obtener una recompensa a cambio de la liberación de los plagiados, en muchas ocasiones para financiar actividades terroristas cuando se trata de grupos subversivos; algunos grupos terroristas acuden a esta práctica y lo bautizan como ¨toma de rehenes¨ para tratar de equipararse a las fuerzas de seguridad de los Estados y proponer canje de ¨prisioneros¨ poniendo en la misma balanza a los terroristas judicializados y condenados por delitos de lesa humanidad, con los miembros de los Organismos de Seguridad del Estado. Las guerrillas Colombianas han acudido a esta práctica desde los años 90 iniciando con el secuestro de militares y policías, cuando los gobiernos de turno cedieron al canje, se aumentaron los plagios de miembros de la Fuerza Pública, con la llegada del presidente Uribe y la negativa a las pretensiones de las guerrillas, comenzaron a secuestrar políticos de alto nivel para presionar al gobierno, pero antes ya lo hacían los carteles de la droga, en los años 80, Pablo Escobar, (quien ejecutó su primer secuestro extorsivo con fines económicos en 1971 contra el industrial Diego Echavarría Misas), comenzó a secuestrar políticos de alto perfil para presionar la no extradición a USA de los capos colombianos, luego cuando el gobierno le declaró la guerra a los narcos, no solo acudieron a salvajes actos de terrorismo, sino también al secuestro con fines económicos para financiar la guerra, inicialmente contra ciudadanos pudientes y luego contra familiares de narcos para presionarlos a hacer aportes para sostener esa guerra, lo cual vino unido al incremento de asesinatos, actos terroristas, extorsiones y otros delitos conexos que en su momento nos pusieron en el primer renglón de violencia a nivel mundial.
El delito del secuestro no es ajeno al fenómeno de la globalización, en tiempos pasados grupos como las ¨brigadas rojas¨ de Italia ¨Frente Para la Liberación de Palestina¨, los Tupamaros¨¨ en Uruguay, los ¨Montoneros en Argentina, el M19 en Colombia y otros más en diversos países del mundo, acudieron con fines similares a diversos tipos de secuestro tanto clásico, como toma de rehenes dentro de instalaciones, desvío de aeronaves en vuelo, etc; hoy esta práctica también está siendo ejecutada por grupos rebeldes y terroristas en otros continentes, como por ejemplo grupos rebeldes en Sudán y AQMI(Al Qaeda del Magreb Islámico) en varios países de Africa.

Con estos antecedentes, no resulta difícil, en el marco de un análisis prospectivo, vaticinar que estamos próximos a presenciar en otros países del centro y norte de nuestro continente, similar práctica contra miembros de la Fuerza Pública o políticos de alto y mediano perfil, para tratar de incidir en decisiones de los gobiernos o para presionar canje por narcos o delincuentes presos. Recientemente en Colombia vivmos un incremento de secuestro de candidatos políticos a diferentes cargos regionales, tanto por parte de subversivos como de narcos, con el fin de presionar compromisos futuros en caso de ser elegidos o para persuadirlos de retirar sus aspiraciones, entre otros motivos.

Frente a este panorama, lo recomendable es desde ya activar las Alertas Tempranas, implementar y/o actualizar los ¨Sistemas de Gestión de Protección¨ teniendo como marco de referencia la norma ISO 31000, que contempla el establecimiento o análisis del contexto, identificación, análisis, evaluación y valoración de los riesgos, así como también la implementación de los planes para el tratamiento de esos riesgos que tienen origen en actividades criminales.

No hay necesidad de ¨inventar la rueda¨ o ¨inventar el hilo negro¨ pero sí adelantarnos a los acontecimientos para desarrollar acciones anticipatorias y adecuar las ¨Mejores Prácticas¨que han demostrado ser efectivas en otras naciones a las necesidades propias. Ya lo dijo un gran filósofo de la antigüedad: ¨Sólo está a salvo aquel que aún estando seguro, se mantiene en guardia¨ Syro.

Orlando Hernández Angarita
Colombia.
https://sites.google.com/site/orlandohernandezangarita/

No hay comentarios: