lunes, 22 de noviembre de 2010

Cali se ‘arma’ para reducir homicidios y hurtos.

 -

fuente: Redacción de El País

A partir de noviembre Cali contará con nuevas armas para combatir a los delincuentes que han dejado más de 1.200 muertos y 5.000 hurtos en diez meses del 2010.

La implementación de los planes cuadrantes, que corresponden a la política nacional de seguridad, es una de las estrategias de la Policía para reducir la violencia en las zonas más impactadas.

Pero la tarea no es sólo de las autoridades. Después de varios meses, ya el gobierno Municipal tiene listos los planes de seguridad que diseñaron los mismos habitantes de las ocho comunas más inseguras de la ciudad.

Estas estrategias se lanzarán en dos semanas. Mientras tanto, la Policía y los caleños ya implementan otras acciones para luchar contra cuatro enemigos que siguen sembrando temor en Cali. El País presenta un panorama de la violencia.

Homicidios

Reducir los homicidios es el principal desafío que hoy enfrentan las autoridades en Cali. Las cifras lo demuestran: 1.296 muertes en lo que va corrido del año.

En algunas comunas como la 21 la violencia se ha entronizado. Este año hay el doble de casos: 110 hasta la fecha, frente a 53 del 2009.

Pero esa ola delincuencial también recorre con fuerza las comunas 6, 14, 15, 20 y 13, donde el balance de homicidios sobrepasa los cien casos.

Controlar el porte de armas de fuego, autoras del 85% del total de muertes, según las cifras del Observatorio Social, es una de las principales estrategias que desarrollan las autoridades.

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Miguel Ángel Bojacá, cuenta que este año se han incautado 3.529 armas, la mayoría en barrios del suroriente, y se ha capturado a 1.800 delincuentes.

Sin embargo, las mismas cifras de la institución revelan otro dato poco alentador: el 84% de estos detenidos está en libertad. “Esta estrategia funcionará mejor cuando se endurezcan las penas y eso ya se está estudiando en la reforma al Código Penal que propone el Gobierno”, explica el general Bojacá.

Otras de las recientes acciones policiales fue el aumento del parque automotor en los sitios más violentos: 10 camionetas y 20 motos que realizan patrullaje en las calles. Al tiempo que se incorporaron cien policías en barrios como Potrero Grande, Mariano Ramos, Calimío, Decepaz y el Vallado.

Para los habitantes, el control a los establecimientos nocturnos también es primordial.

Ana Milena, líder de la comuna 21 y quien participó en el diseño de planes de seguridad para su sector, explica que otra de las propuestas que se implementarán es restringir las armas y el consumo de alcohol los fines de semana, cuando hay más violencia. “También se harán jornadas de desarme voluntario”.

Hurto a personas

Con las alianzas que se van hacer en las comunas para perseguir a los delincuentes sé que lograremos resultadosJorge Ivàn Ospina, alcalde de Cali.

Más de 5.000 hurtos se han registrado en Cali este año. Casos que van desde el robo en los semáforos por un delincuente en motocicleta (1.044 este año) hasta los atracos callejeros, que aportan el 30% (1.500) del total de los robos denunciados.

Las modalidades varian, pero las víctimas siguen siendo miles de caleños, sobre todo aquellos que se movilizan en el centro, comunas 3,4 y 5.

Hoy las autoridades concentran la batalla contra el robo en el uso de cámaras de video en las zonas de mayor riesgo. “Las estrategias contra los hurtos se concentran en el seguimiento a las pandillas ya identificadas. Contamos con 158 cámaras”, explica el general Bojacá. Sin embargo, la falta de denuncia es un impedimento. Más del 30% de las víctimas no reporta el robo de elementos como celulares y billeteras.

En los planes de seguridad diseñados por las autoridades y los mismos habitantes de las comunas más violentas de Cali se subrayó la importancia de trabajar con los menores de edad, que integran las más de cien pandillas que se dedican al hurto.

“No hay muchas bandas organizadas de robo, más bien son pequeños grupos de jóvenes con los que hay que trabajar”, cuenta Lina Arboleda, líder de la comuna 6.

Entre las acciones que ya se concertaron con la Secretaría de Gobierno y la Policía está el fortalecimiento de programas como Cali Sin Pandillas, que hoy atiende a más de 800 adolescentes y la creación del nuevo grupo Jóvenes Con-vivencia.

Según el subsecretario de Justicia de la Alcaldía, Fortunato García, el acercamiento de la autoridad a los menores “ha dado grandes resultados. Muchos que antes robaban dejaron las armas y ahora están haciendo empresa o estudiando”.

Para los casos de fleteo, van 125 este año, se diseñaron otros planes que en un mes empezarían a implementarse, como fortalecer los taxis seguros para concientizar a los ciudadanos. Asimismo, hace dos meses la Policía aumentó a 70 las unidades para perseguir este delito.

Hurto de vehículos

El hurto de vehículos es uno de los delitos que más golpean a los ciudadanos de Cali. Este año se ha incrementado en un 22%: hasta la fecha van 1.739, frente a 1.424 del 2009. Sólo en el robo de motocicletas hay una mínima reducción del 3%: 2.477 casos, frente a 2.500 del año pasado. Desactivar los ‘desguasaderos’ de automotores es la principal estrategia de la Policía.

La Secretaría de Gobierno y líderes de las comunas 2, 17,18 y 19, donde se concentra el 43% de los robos, también proponen aumentar los controles a la venta de partes usadas de autos. Uno de los agentes de la Sijín explica que barrios como San Nicolás están impactados por este fenómeno. “Ya sabemos cuáles son los puntos críticos y estamos haciendo operativos. Los taxistas y choferes de buses también ayudan a denunciar. Además estamos buscamos con las aseguradoras que los vehículos tengan un número de identificación en partes como las puertas para controlar el mercado negro”.

Se estima que en Cali hay unas siete bandas organizadas dedicadas al hurto de autos y motos, que alcanzan hasta los 30 integrantes. Según las estadísticas de la Sijìn, este año se ha recuperado el 70% de los carros hurtados. Pero las autoridades insisten en que debe haber más precaución.

El 60% de los robos de vehículos no son a mano armada, sino a través del ‘jaloneo’, debido a la falta de alarmas. “En el Limonar se roban un carro diario, porque la gente los parquea en la calle, pensando que los vigilantes están pendientes. Y aunque la Policía patrulle se requiere más pie de fuerza”, dice Estela de Arturo, líder de la comuna 17.

Hurto de residencias

En las comunas 17, 18 y 19 se concentra el 41% de los 1.026 hurtos que se han registrado este año en Cali.

Los Grupos Vida, conformados por la Sijín y la Fiscalía, también están logrando avances en la lucha la contra los delitosDoris de Tejeda, directora del Observatorio Social.

La Policía dice tener identificada la modalidad de los delincuentes: suplantación de las autoridades. “Llegan a las viviendas y dicen ser miembros del CTI, el DAS o la misma Policía. Algunos se hacen pasar por trabajadores de las empresas de servicios públicos”, explica el Comandante de la Policía.

Otra de las estrategias de las más de diez bandas que se dedican a este delito en Cali son las alianzas con las empleadas del servicio, que son cómplices de hasta el 50% de los casos. También utilizan mujeres jóvenes y atractivas. Las cifras demuestran que muchos caen: el 70% de los robos se logran con engaños.

Precisamente, las autoridades están promoviendo una campaña para que los ciudadanos hagan un estudio de seguridad y una revisión de los antecedentes penales de sus trabajadores. En las estaciones de Policía se ha designado un personal para hacer estas consultas.

Los líderes comunitarios de estas zonas también le han solicitado a la Secretaría de Gobierno y a la Policía incrementar la presencia de la fuerza pública los fines de semana y puentes festivos, al tiempo que han diseñado otros planes de seguridad como las alarmas comunitarias.

Juliana Rueda, líder de la comuna 21 y quien participó en el diseño de planes de seguridad para su sector, cuenta que en los barrios ya se está trabajando con estos dispositivos para detectar peligros. “Entre todos nos cuidamos. Sabemos que la Policía tiene la responsabilidad de vigilar todas las zonas, pero nosotros como habitantes podemos colaborar”.

Planes cuadrantes

Como la estrategia que marcará la diferencia en la lucha contra la violencia en la ciudad han calificado las autoridades locales los planes cuadrantes, que hacen parte de la nueva Política de Seguridad Ciudadana del Gobierno Nacional.

Esta estrategia consiste en hacer un diagnóstico de los territorios con más índice de homicidios y hurtos y dividirlos por cuadrantes, en promedio de diez manzanas, para luego destinar dos o tres policías que luchen contra el delito en estos puntos Según el Comandante de la Policía, a partir de esta distribución las autoridades se acercan a la comunidad y tienen más responsabilidad frente a la violencia.

En Cali ya se identificaron 255 cuadrantes, la mayoría en barrios como Potrero Grande, Manuela Beltrán, Mariano Ramos y Decepaz.

Los cuadrantes contarán con tecnología para hacer un seguimiento a los delincuentes. Cada policía va a tener un computador, donde podrá consultar los antecedentes legales de los ciudadanos e imprimir de inmediato una sanción. Al final del día el policía deberá entregar un informe de los resultados que obtuvo en cuanto a detenciones, incautaciones y otras acciones.

No hay comentarios: