jueves, 29 de enero de 2009

Por ‘falsos positivos’ ordenan capturar a 14 soldados

Los militares están sindicados de haber asesinado a dos hermanos y un joven en el municipio de Aguazul (Casanare) en 2007, que luego fueron presentados como guerrilleros del ELN muertos en combate.

Los implicados en el homicidio pertenecen o hicieron parte del grupo militar de elite contra el secuestro del departamento del Casanare y su caso quedó en manos de un fiscal de derechos humanos de Villavicencio (Meta).
La sección de la Fiscalía General en esa ciudad explicó en un comunicado que los militares son investigados por su presunta responsabilidad en tres homicidios cometidos el 30 de marzo de 2007 en zonas rurales del Casanare.
En los hechos murieron los hermanos Gustavo y Yefer Arialdo Mora Sanabria, de 15 y 20 años, secuestrados previamente en un restaurante campesino, y William Martínez Suárez, de 16, quien fue bajado de un autobús público.
"Las víctimas fueron presentadas por los militares como integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) muertos en combate durante la Operación Marcial", indicaron las fuentes, que señalaron que "los occisos vestían ropas y botas de tallas mayores a las por ellos usadas".
Además, agregaron, los cadáveres fueron trasladados a la brigada militar de la región "sin los protocolos de necropsia ni las correspondientes inspecciones de Policía judicial".
La Fiscalía en Villavicencio dijo que los 14 militares son investigados por homicidio agravado, secuestro simple agravado y porte ilegal de armas de fuego.
El caso se une a otros más de ejecuciones extrajudiciales que se han denunciado desde finales del año pasado en Colombia, donde se conocen como ‘falsos positivos', es decir, homicidios de civiles para mostrar resultados ante superiores u obtener beneficios, como días de descanso.

No hay comentarios: