viernes, 24 de enero de 2014

EL COMISARIO ERNESTO SANTAMARÍA SERÁ CONFERENCISTA EN EL CONGRESO INTERNACIONAL DE CANCÚN - MÉXICO


EL COMISARIO ERNESTO SANTAMARÍA PRESIDENTE FUNDADOR DE PROCEDIMIENTOS POLICIALES-ASCASEPP ESPAÑA SERÁ CONFERENCISTA JUNTO A OTROS PROFESIONALES Y AUTORIDADES DE GRAN PRESTIGIO EN EL "III CONGRESO MUNDIAL DE CIENCIAS FORENSES - DERECHO Y SEGURIDAD PÚBLICA" Y "VI CONGRESO NACIONAL DE CRIMINALÍSTICA Y CRIMINOLOGÍA" EN CANCÚN - MÉXICO 2014 LOS DÍAS 15-16 Y 17 DE MAYO

sábado, 11 de enero de 2014

Ataques a oleoductos frenan avances de las petroleras

Ataques a oleoductos frenan avances de las petroleras
El mayor riesgo en los oleoductos es el accionar de los grupos armados ilegales. FOTO CORTESÍA
Fuente: El Colombiano
  • Aumentar texto
  •  
  • Disminuir texto
  •   

Ataques a oleoductos frenan avances de las petroleras

Un estudio realizado indicó que en los 10 primeros meses de 2013, hubo 159 atentados contra los oleoductos en el país, 56 más que en el 2012.
Por DANIEL RIVERA MARÍN JAVIER ALEXANDER MACÍAS | Publicado el 11 de enero de 2014
Entre los sectores económicos más afectados por el conflicto armado está el petrolero. Los atentados al tubo que conduce el crudo, la quema de vehículos de las petroleras y los secuestros de funcionarios son casi rutina en Arauca, Putumayo y Norte de Santander, donde las confrontaciones son pan diario.
Estas razones de seguridad llevó a que algunos ingenieros insinuaran como solución para evitar tantos ataques a la infraestructura petrolera, el cambio del trazado del tubo y que incluso "así lo había considerado el Oleoducto Bicentenario y Caño Limón Coveñas", pero funcionarios de las dos entidades aseguraron que entre los planes no hay tal cambio. 

Cesar Sabogal, del Oleoducto Bicentenario, dijo que el tramo construido del proyecto ha sufrido dos atentados, pero que gracias a los sistemas de seguridad como vigilancia satelital, el enterramiento del tubo a más profundidad y sistemas de detección de extraños, ha permitido neutralizar esas acciones que podría causarles daño.

"Pese a las condiciones de orden público en estos departamentos no es posible considerar cambiar el trazado autorizado en la licencia ambiental", precisó Sabogal. 

El vocero del Oleoducto Bicentenario explicó que durante la construcción del primer tramo asesinaron dos empleados de contratistas y 16 soldados. En el mismo periodo fueron secuestrados 19 trabajadores. Además, les quemaron maquinaria y hurtaron 10 vehículos.

Por su parte, ingenieros de Ecopetrol señalaron que "es más costoso el cambio del trazado del oleoducto que la construcción de uno nuevo.

No obstante, para nadie es un secreto que en la zona actúan los frentes 10, 33 y la columna Ruiz Barí de las Farc, también el frente de guerra Nororiental y el Domingo Laín del Eln. 

Aumentaron los ataques
En el informe de Ágora Consultorías, el consultor en Gestión de Riesgos, Orlando Hernández Angarita, reseñó que entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 2013, se presentó en Colombia un aumento del 38 por ciento en ataques a la industria petrolera, al pasar de 142 en 2012 a 196 en 2013 durante estos diez meses. 

Según este informe, las Farc fueron el grupo que más ataques realizó en 2013 (185) contra 11 del Eln. 

Hernández, gerente general de Terra Consultores, considera que el Eln está utilizando el secuestro y otros ataques "para presionar a que paguen sus extorsiones". Entre 2012 y 2013, según Terra Consultores, fueron secuestrados 38 trabajadores contratistas de la industria petrolera, de ellos el 63 por ciento (24) fueron plagiados cuando trabajaban para el Oleoducto Bicentenario, al 82 por ciento (31) los secuestraron en el departamento de Arauca, el 71 por ciento (27) fueron secuestrados por el Eln y el 29 por ciento por las Farc.

Ariel Ávila, investigador del conflicto armado, sostiene que hay un deterioro en la seguridad energética del país desde el 2012, pero "el gran tema es que no se van a poder dar más concesiones mineras porque no las van a poder custodiar".

Contrario a la percepción de Ávila, el comandante de la brigada XVIII, coronel Eduardo Quirozexplicó que para proteger la infraestructura petrolera tienen un dispositivo que abarca a las fuerzas en tierra y en el aire con operaciones como sobrevuelos y patrullajes. 

"Realizamos a diario operaciones ofensivas y defensivas para contrarrestar las acciones de estas estructuras armadas. Estamos en el perímetro o el trazado del oleoducto en las carreteras para evitar cualquier anormalidad", dijo Quiroz.

Pese a las condiciones difíciles de seguridad, las compañías petroleras dicen que seguirán su labor de generar desarrollo "sin detenernos, porque la responsabilidad nuestra es grande y debemos cumplirle a todo un país".

¿QUÉ SIGUE?

EL PROBLEMA EMPEZÓ EN 2009

En 2002 se crearon 17 Brigadas Móviles y se 

diseñó el Plan Meteoro para proteger las inversiones de algo más de 130 empresas. El resultado final fue una reducción 

drástica de estos ataques, sin embargo, la situación comenzó a cambiar desde 2009 porque, según la Fundación Paz y Reconciliación, la tropa que combate ahora es mucho menor: "En Arauca el 81% del total de la tropa custodia la infraestructura energética y sólo un 19% combate, esto hace que no sea suficiente para controlar las estructuras guerrilleras". Los costos económicos por los atentados contra la infraestructura petrolera, están representados en el derrame de 176.534 barriles de crudo con un valor de 15 millones de dólares según Ágora Consultorías.


ESTADISTCAS DE SECUESTRO Y ATAQUES CONTRA LA INDUSTRIA PETROLERA EN COLOMBIA DURANTE 2013

http://www.slideshare.net/donorlan/estadisticas-de-secuestros-y-atentados-contra-industria-petrolera-en-colombia-a-diciembre-de-2013-agora-consultorias


martes, 10 de diciembre de 2013

PREPARÁNDONOS PARA EL POSCONFLICTO EN COLOMBIA

PREPARÁNDONOS PARA EL POSCONFLICTO EN COLOMBIA

Por: Orlando Hernández Angarita
Consultor Sénior en Gestión de Riesgos
Diciembre 10 de 2013

ÁGΩRA CONSULTORIAS y ASCASEPP Procedimientos Policiales, presentan un balance altamente satisfactorio en el desarrollo de las capacitaciones sobre el tema “Negociación y Manejo de Crisis por toma de Rehenes” realizadas en Bogotá y Medellín (Colombia) durante la última semana de noviembre y la primera de diciembre de 2013. El Comisario (RA) Ernesto Santamaría Andrade y Orlando Hernández Angarita, en representación del grupo de profesionales de la Seguridad Pública y Privada  afiliados a Procedimientos Policiales ASCASEPP, tuvimos la oportunidad de hacer transferencia de conocimientos sobre este importante tema a un nutrido grupo de instructores de la Escuela Antisecuestro de la Policía Nacional, así como también a 162 empresarios y profesionales de la seguridad adscritos al Frente de Seguridad Empresarial de la DIJIN, 120 profesionales de seguridad en Medellín y Bogotá y 45 integrantes de los GAULA Militares de Antioquia, Rionegro, Boyacá, Casanare, Meta, Santander, Tolima, Cundinamarca, Huila y Dirección Nacional de Gaula Militares.

Reseña fotográfica de los diferentes eventos realizados

De acuerdo con los análisis de prospectiva y con las tendencias de las estadisticas de los delitos de mayor impacto social en Colombia, es posible predecir que ante un eventual acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las guerrillas de las  farc, se presenten disidencias y también reincidencia de desmovilizados que integrarían nuevas bandas dedicadas al crimen organizado, por esta razón y bajo la premisa que es mejor estar preparados para algo que quizás no ocurra a que ocurra algo y nos tome por sorpresa por no habernos preparado, hemos realizado este ciclo de conferencias y capacitaciones dirigido a colegas dedicados a la seguridad pública y privada, con el fin de anticiparnos y estar preparados para afrontar el posible incremento de algunas modalidades delictivas, entre otras la toma de rehenes que puede presentarse de diversas maneras: como consecuencia de un asalto a una entidad financiera, a un establecimiento comercial, a instalaciones públicas o privadas, a una aeronave, en situaciones de violencia intrafamiliar o conflicto sentimental, en un establecimiento carcelario o en cualquier otro lugar con afluencia de público y puede ser protagonizada por terroristas, delincuentes, desmovilizados reincidentes, disidentes,  reclusos o personas mentalmente perturbadas. 


Reseña fotográfica de los diferentes eventos realizados


Agradecemos el auspicio de nuestros aliados estratégicos que hicieron posible la realización de estas jornadas de actualización y de desarrollo de habilidades profesionales para nuestros colegas: 

martes, 26 de noviembre de 2013

POLICÍA COLOMBIANA ENTRENA A ESCUADRÓN ANTISECUESTROS DE BOLIVIA

Policía colombiana entrena a escuadrón antisecuestros de Bolivia

fuente:  lainformacion.com
martes, 26 de Noviembre de 2013


La Policía de Colombia entrenó a 27 agentes de Bolivia en operaciones antisecuestro y antiextorsiones, que serán parte de un escuadrón que comenzará a actuar en la frontera boliviana con Brasil, informaron hoy fuentes oficiales.
La Paz, 25 nov.- La Policía de Colombia entrenó a 27 agentes de Bolivia en operaciones antisecuestro y antiextorsiones, que serán parte de un escuadrón que comenzará a actuar en la frontera boliviana con Brasil, informaron hoy fuentes oficiales.
El viceministro de Régimen Interior de Bolivia, Jorge Pérez, clausuró este lunes el primer curso en la Policía boliviana sobre esas materias, que contó con la ayuda de Dinamarca y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.
Pérez dijo a la agencia estatal ABI que la primera misión del grupo especializado será operar en las ciudades de Puerto Suárez y Puerto Quijarro, fronterizas con Brasil, para reforzar un plan denominado "Chachapuma" contra el crimen organizado.
El funcionario agregó que no debe haber ni un solo extranjero indocumentado circulando en Bolivia en actividades ilícitas porque serán arrestados y enviados a sus países de origen.
Santa Cruz, la ciudad más próspera de Bolivia con cerca de dos millones de habitantes, afronta problemas de inseguridad y violencia que en varios casos han involucrado a extranjeros de diversas nacionalidades como la colombiana, peruana y brasileña.
La embajadora de Colombia en Bolivia, Martha Pinilla, destacó en el acto de graduación su orgullo por la cooperación de su país en esta materia a los policías bolivianos.
Las autoridades de Santa Cruz han vinculado la violencia con el narcotráfico, al ser esa ciudad la más grande de Bolivia cercana a la frontera con Brasil, que es el mayor mercado de Suramérica para la cocaína boliviana y peruana.
(Agencia EFE)
Te recomendamos

jueves, 21 de noviembre de 2013

PROCEDIMIENTOSPOLICIALES PRESENTE EN LA VIII SEMANA DE LA SEGURIDAD EN MEDELLIN COLOMBIA

La última semana de Noviembre de 2013, se realizará en la ciudad de Medellín la "VIII SEMANA DE LA SEGURIDAD" durante la cual se llevarán a cabo diferentes conferencias con temas de actualidad y con ponentes de Primera Categoría.  Orgullosamente, ProcedimentosPoliciales/ASCASEPP hará presencia en el cierre de este importante evento con el tema "Manejo en la Toma de Rehenes en el Posconflicto" a cargo del Comisario (R) Ernesto Santamaría Andrade y Orlando Hernández Angarita. Tambien nuestro compañero el Abogado Juan Carlos Echeverry Garcés dictará la conferencia " Poligrafía y Sicofisiología Forense". Los colegas que se encuentran radicados en Colombia, están cordialmente invitados.


SECRETARIO DE LA OEA EXALTA ESFUERZOS DE COLOMBIA EN SEGURIDAD PUBLICA



El secretario José Miguel Insulza aseguró que Mispa es el espacio para buscar soluciones a los problemas de seguridad ciudadana. Foto: Mauricio Orjuela / Mindefensa


Secretario de la OEA exalta esfuerzos de Colombia en seguridad pública

Medellín, 21 de noviembre de 2013

“La preocupación de Colombia por temas de seguridad públicas es un paradigma del esfuerzo que se debe hacer en las Américas para garantizar la paz de nuestros ciudadanos”.

La afirmación fue hecha hoy por José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), durante su intervención en la IV Reunión de Ministros de Seguridad Pública de las Américas, que se instaló en Medellín y que se extenderá hasta mañana.

Insulza dijo que las amenazas a la seguridad pública en los países del hemisferio atentan contra sus posibilidades de desarrollo y pasan a ser de las principales preocupaciones de los ciudadanos.

“Por eso son importantes estos esfuerzos (Mispa), pues estas reuniones se convierten en instancias de tomas de decisiones para buscar soluciones a esos problemas”, expresó el dignatario americano.

Agregó que es necesario que los países que conforman la OEA implementen estrategias conjuntas para enfrentar el crimen organizado y mecanismos de investigación a través de un observatorio del delito, que apunten a la profesionalización de la carrera policial y a incentivar la seguridad promoviendo los Derechos Humanos y una política de género integral para garantizar los derechos de las mujeres.

De otra parte, Insulza anunció que la OEA lanzará una red interamericana de información sobre seguridad ciudadana, la cual no solo constará de datos estadísticos sino de enlaces que sirvan para formular políticas de mediano y corto plazo en la materia.

“La seguridad ciudadana requiere un trabajo arduo y coordinado y por su carácter transnacional, requiere cada vez más coordinación. Reuniones como estas deben ser generadoras de soluciones para alcanzar la seguridad en nuestro continente”, concluyó Insulza.

Este evento tiene lugar en la ciudad de Medellín, Antioquia.

La cooperación entre Ministros de Seguridad para combatir el crimen organizado en América es un hecho que comienza este jueves en Medellín.  

Firmar pacto transnacional, crear estrategias mancomunadas e intercambiar información y bases de datos son los tres objetivos específicos de IV Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas que se desarrolla en Medellín, así lo dio a conocer el secretario general de la OEA, José Miguel Insulsa.

Por su parte el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, señaló que este encuentro permitirá avanzar en la creación de políticas en materia de seguridad a partir de la experiencia de otros observatorios de América.

Dijo además que  conocer cuáles son las modalidades que flagelan las ciudades americanas será un importante avance en este sentido, y enfatizó que la cooperación en seguridad Americana no es una opción sino un deber. 

 




miércoles, 20 de noviembre de 2013

CRIMINALIDAD EN AMERICA LATINA

Latinoamerica-Región sufre epidemia de criminalidad

POR JUAN MANUEL CASTILLO ZAMORA

La proliferación de armas de fuego, el tráfico de drogas, la desconfianza hacia las fuerzas de seguridad y la corrupción en estas son factores que agravan la epidemia continental de violencia, según el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014, Seguridad Ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina.

El documento expone que la violencia letal es extremadamente alta en la mayoría de las naciones americanas. La tasa de homicidios supera los 10 por cada cien mil habitantes en 11 de 18 países, lo que es calificado como una epidemia por la Organización Mundial de la Salud.
Guatemala se encuentra entre el grupo que encabeza esta situación, porque cuenta con una tasa superior a los 30 homicidios por cada cien mil habitantes, al igual que El Salvador, Honduras, Belice, Venezuela y Colombia.
En contraposición hay otros países que reportan tasas menores a 10 homicidios por cada cien mil habitantes, como Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Uruguay y Costa Rica, aunque países como Nicaragua han provisto información incompleta o parcial.
No obstante, naciones grandes y con avances en industrialización como Brasil, México y Estados Unidos tienen tasas que van de 20 a 30 homicidios por cada cien mil.
Víctimas son jóvenes
El nivel de violencia homicida afecta principalmente a la población joven. De acuerdo con el proyecto Global Burden of Injuries, citado por el Informe, el 35% de homicidios en América Latina fue perpetrado contra personas de entre los 10 y 25 años. En cuanto al género, para el 2011, el 14.37% de las víctimas eran mujeres.
Con arma de fuego
Guatemala tiene el primer lugar en el porcentaje de homicidios cometidos con arma de fuego, de las 18 naciones de América evaluadas, con un 84 por ciento, seguido de Honduras —83.4%—, Venezuela —79.5%— y El Salvador —76.9%—.
Según el documento, hacia el 2010, el promedio de crímenes superaba los cinco mil con arma de fuego.
“Hay un debate abierto sobre la relación entre la tasa de criminalidad, los niveles de violencia y la posesión de armas de fuego. La discusión ha girado en torno a dos perspectivas: las armas como instrumento de disuasión y las armas como facilitadoras de la violencia y el crimen. De acuerdo con esa segunda perspectiva, el fácil acceso a las armas puede transformar conflictos y actos delictivos en episodios letales”, se lee en el informe.
Entre un tercio y la mitad de todos los robos en el continente americano se perpetran con arma de fuego. En Guatemala, el 40.7% de las víctimas de robo con violencia fueron intimidadas con pistola o arma similar. En ese sentido, el país solo se encuentra por debajo de Venezuela, que registra el 50%.
Asaltos
Cerca del 80% de los latinoamericanos declararon haber sido víctimas de algún tipo de robo, ya sea con o sin violencia, detalla el Informe.
Respecto del primer grupo, Guatemala ocupa el tercer puesto de América Latina, ya que el 55.91% de las víctimas denunciaron violencia, mientras que solo un 27.16% indicó que no existió agresión cuando fueron despojados de sus pertenencias. Un 16.93% denunció otro tipo de delitos. El país se encuentra solo por debajo de Honduras y Venezuela, con porcentajes del 66.68 y 64.83, respectivamente.
Corrupción
Uno de los factores que más deteriora la confianza de los ciudadanos en las instituciones de seguridad es cuando policías o funcionarios piden sobornos a cambio de sus servicios. Guatemala se sitúa en el tercer lugar del continente, ya que 18 de cada cien encuestados en el 2012 dijeron haber sido víctimas de exacciones por parte de policías.
En México y Bolivia, la cifra fue del 20%.
Además, la falta de certeza del castigo mediante procesos legales lleva a prácticas ilícitas como la limpieza social y la justicia por mano propia. En Guatemala, el 29.5% de encuestados aprueba tal práctica; en Honduras, es el 37%.
En voz de expertos
A Mario Ávalos, director ejecutivo del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala, no le sorprenden los datos del informe. “En el país se le da más importancia al enfoque de inseguridad que al de prevención por medio de temas vinculados con políticas sociales como educación, salud, trabajo y recreación”, afirmó.
Aseguró que mucha de la violencia en el país es ocasionada por omisión, debido a que las fuerzas de seguridad no actúan.
Verónica Godoy, directora de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública, dijo que los datos son el justo reflejo de que en Guatemala “existe un problema social. Hay que tomar en cuenta que no todo tiene una respuesta policial ni operativa, deben atenderse temas sociales como la falta de empleo, de salud, problemas estructurales que en el país no se han resuelto”.
Indicó que otro fenómeno latente es que los victimarios también son jóvenes y que cada vez actúan con más brutalidad. “A estos factores se suma el hecho de que los guatemaltecos no creen en el sistema de justicia, porque no es capaz de prevenir ni de resolver”, puntualizó.
Al final ello tiene un costo nacional de reducción del producto interno bruto, pérdida que en el informe se calcula en US$70 por cada habitante guatemalteco.
El fracaso de la “mano dura”
“Las políticas de mano dura adoptadas en la región han fracasado en su objetivo de disminuir los niveles de violencia y delitos. También han tenido un impacto negativo y profundo en la convivencia democrática y en el respeto a los derechos humanos, que están en la base del desarrollo”, se lee en el  Informe Regional de Desarrollo Humano    Seguridad Ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina.
Sin embargo,  en América existe un apoyo abrumador hacia la adopción de medidas punitivas más duras frente a la criminalidad. El 87% de los latinoamericanos indicaron estar muy de acuerdo o algo de acuerdo con este tipo de medidas.
En Guatemala, el porcentaje de personas que aprueban totalmente las políticas de mano dura supera el 50%. Cerca de uno de cada tres latinos  acepta que la Policía viole la ley para detener a los criminales. “Cerca de una de cada tres personas apoya la violación del Estado de Derecho (...)”.
Persiste práctica de la “mordida”
Según una encuesta elaborada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en América,  en el 2012, el 18% de los guatemaltecos respondió que sí a la pregunta “¿Algún agente de la Policía le pidió una mordida o soborno en los últimos 12 meses?”.
El  4.5%  de los consultados dijo que empleados públicos les habían pedido  soborno.
En la misma encuesta también se  preguntó  “¿Cree que, como están  las cosas, a veces se justifica pagar una mordida o soborno?”.  El 4.8% de los consultados respondieron de  manera positiva.
Los resultados de la encuesta reflejan que a mayores índices delincuenciales mayores tasas de corrupción.
Percepción de inseguridad
El  50% de los latinoamericanos  aseguran sentirse inseguros cuando caminan solos por la noche, según un muestreo en 10 de los 18 países de América Latina, citado en el Informe Regional de Desarrollo Humano enfocado en seguridad ciudadana. 
“La percepción de temor está relacionada con múltiples factores que incluyen la cobertura noticiosa del delito, los relatos ciudadanos y la falta de confianza interpersonal y en las instituciones”, refiere el documento. 
De acuerdo con  la encuesta, tres   de cada 10 ciudadanos latinoamericanos afirman sentirse inseguros en su barrio y cinco  de cada 10  perciben que la seguridad de su país se ha deteriorado. Guatemala no era parte  de los países muestreados por el PNUD.

VER INFORME COMPLETO:

http://www.slideshare.net/donorlan/informe-onu-delincuencia-en-latam

domingo, 10 de noviembre de 2013

Las 10 soluciones de Colombia al drama de los secuestros

DOMINGO, 10 DE NOVIEMBRE DE 2013

Las 10 soluciones de Colombia al drama de los secuestros


Fuente: INFOBAE   

Con 3.572 episodios al año, en el 2000 era el país con mayor cantidad de raptos en el mundo. Pero por el éxito sus políticas, en 2012 se redujeron a 221.

El problema del secuestro en Colombia es inseparable del conflicto interno que enfrentadesde hace más de 40 años por el accionar de las organizaciones guerrilleras.
Con mucha más organización y poder de fuego que bandas delictivas comunes, tienen capacidad operativa para raptar grandes cantidades de personas y retenerlas durante muchos años en territorios a los que el Estado no puede entrar. Por eso, el secuestro era para las FARC un medio predilecto de presión y financiamiento.
"Cuando comenzó el proceso de paz en 1998 se pactó una zona de distensión conformada por cinco municipios, que quedaron en absoluto control de la guerrilla. Entonces se empezaron a producir acciones muy impresionantes por parte de las FARC, que asaltaba bases de la Policía y secuestraba hasta a 60 miembros de la fuerza publica", explicaOrlando Hernández Angarita, oficial retirado de la Policía Nacional de Colombia y consultor en estrategias de seguridad, en diálogo con Infobae.
Una modalidad de secuestro muy frecuente era que decenas de guerrilleros cortaran una carretera escasamente custodiada por las fuerzas de seguridad y empezaran a recorrer los automóviles en busca de las personas con mayor capacidad económica. Luego las trasladaban hasta las zonas de distensión y reclamaban grandes rescates a cambio de liberarlas.
Pero partir de 2002 la clase política colombiana llegó a la conclusión de que los acuerdos de paz no habían servido para solucionar el conflicto, sino para agravarlo, ya que en sus 4 años de duración, las FARC incrementaron enormemente su poder de fuego y sus acciones, produciendo más de 15 mil secuestros.
Entonces comenzó una política de Estado de largo plazo para poner fin a esta modalidad delictiva, basado en varios pilares que continúan vigentes hasta hoy. A continuación, los 10 principales.
1. Creación de un sistema estadístico para registrar los secuestros
"Se creó un centro nacional de datos, que registra cada caso producido, según diferentes variables. Esto facilitó el estudio del fenómeno, ya que se pudo conocer cuáles eran las zonas mas afectadas, los modus operandi más frecuentes y la población más victimizada. Así se empezaron a definir mejor los ejes de acción para atacar el problema", dice Hernández Angarita.
Este organismo no se limita a recopilar la información de los secuestros que se producen en el país, sino que funciona también como una instancia de producción de conocimientos y de investigación científica sobre el fenómeno y sus posibles respuestas.
2. Recuperación del control estatal sobre el territorio
"Se llevó la fuerza publica a todos los municipios del país -dice Hernández Angarita-, principalmente en aquellos en los que no había presencia policial. También se trabajó mucho en el fortalecimiento de la seguridad en las carreteras municipales, a través del programa Viaje Seguro, que organizaba caravanas de vehículos escoltados por agentes de seguridad en las zonas más peligrosas".
Así se terminó con la "piratería terrestre", que era el asalto de los automovilistas en las carreteras. Además se contribuyó al desplazamiento de la guerrilla, que se vio obligada a replegarse cada vez más.
3. Fundación de una escuela antisecuestro
"La Policia Nacional de Colombia -precisa el especialista- cuenta con varias instituciones educativas de carácter superior. Entre ellas, la Escuela de Antiextorsión y Antisecuestro, que capacita a un grupo de elite creado para combatir este delito, los GAULA (Grupo de Acción Unificada para a Libertad Personal)".
"Los agentes son capacitados en procedimientos judiciales, conocimiento de la ley, derechos humanos, y tácticas y estrategias de lucha contra el secuestro en campos de entrenamiento especialmente preparados. También se organizan cursos internacionales y asisten personas de distintos países para capacitarse", agrega.
4. Creación de unidades especiales
Los GAULA son los máximos exponentes de las fuerzas de seguridad en la lucha contra el secuestro. Están constituidos como estructuras operativas que integran el trabajo de inteligencia, investigación criminal y operaciones especiales vinculadas a la prevención, los rescates y las capturas.
"Para conformarlos eligen a los mejores hombres. Tienen un salario un poco superior al del resto de los oficiales y es un honor pertenecer a ellos", cuenta Hernández Angarita.
5. Inversión en equipamiento y tecnología
Hubo un aumento sostenido de la inversión en los recursos técnicos y humanos de las fuerzas de seguridad. Entre otras cosas, se compraron helicópteros y otros medios de transporte para operaciones especiales, equipos para el rastreo de llamadas y el seguimiento de los secuestradores.
Estas herramientas fueron de mucha utilidad para aumentar la eficacia de la Policía en la liberación de los secuestrados y en la detención de los captores. "En un 40% de los casos, las personas logran ser liberadas, y en otro 10% los secuestradores terminan entregándolos voluntariamente como consecuencia del acoso de las fuerzas de seguridad", dice Hernández Angarita.
6. Fortalecimiento de la inteligencia
Se creó un Centro Integrado de Inteligencia para la Defensa de la Libertad Personal, cuya secretaría está a cargo de la Policía Nacional y que cuenta con el apoyo de la Jefatura de Inteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares.
Esto permitió proporcionar a las agencias estatales entrenamientos y herramientas técnicas para mejorar la investigación de los casos de secuestro. Además se incrementó su capacidad para identificar, caracterizar y anticipar las amenazas contra la libertad de los ciudadanos.
7. Cooperación entre las instituciones del Estado
Se crearon organismos para coordinar el esfuerzo de todos los entes públicos implicados en la lucha contra el secuestro, desde la Policía hasta las fiscalías. Se elaboró una doctrina común con los pasos a seguir en las operaciones contra los grupos criminales.
Así los esfuerzos del Estado ganaron eficiencia, y se se hizo más claro el mensaje hacia la ciudadanía.
8. Cambios en los procedimientos judiciales
"Al principio, se daban casos de delincuentes que salían en libertad por errores de procedimiento", cuenta Hernández Angarita.
Para evitar que siguieran ocurriendo estas irregularidades, se realizaron reformas legales y procedimentales para reducir las grietas del sistema y garantizar que quienes cometieran delitos comprobados sean condenados y vayan a prisión.
Se dotó de nuevas herramientas a la policía judicial y se la instruyó en ciencias forenses y en interceptación de comunicaciones con orden judicial. Además se modernizaron los medios de investigación criminal para hacer más eficiente la recopilación de pruebas y se dieron más atribuciones a las fiscalías para impulsar causas judiciales.
9. Mejoramiento del sistema de denuncias
"Cuando la capacidad del Estado para combatir los secuestros era escasa -dice el consultor-,si alguien era víctima de un rapto no lo denunciaba, por temor a sufrir represalias. Preferían pagar el rescate, ya que lo contrario significaba poner en riesgo a sus familiares".
Como la desconfianza ciudadana en las fuerzas de seguridad terminaba dificultando aún más su trabajo, se empezó a desarrollar una política de acercamiento a la sociedad civil. Por un lado, mostrando los paulatinos avances que comenzaron a producirse en la lucha contra el secuestro, y por otro, difundiendo las medidas que pueden tomar las personas para no correr riesgos.
Así se mejoró notablemente el sistema de denuncias, garantizando una respuesta rápida. Y al haber más denuncias, el trabajo de la Policía se facilitó y las posibilidades de éxito de las bandas criminales disminuyeron.
10. Capacitación de la sociedad civil
"Se definieron estrategias para capacitar a la comunidad en la prevención y en el autocuidado. Se buscó que la gente no se expusiera innecesariamente a ciertos riesgos", dice Hernández Angarita.
Por ejemplo, se mostró que antes de hacer un viaje era necesario averiguar si el destino se encontraba en una zona de conflicto y, en función de eso, evaluar si era o no conveniente ir.
A fin de elevar el compromiso de la población en la lucha contra el secuestro, el Estado convocó a organizaciones comunitarias, fundaciones, ONG y empresas privadas a trabajar mancomunadamente.
Autor: Dario Mizrahi